Saludablemente – Bajar de peso – Dietas, ejercicios y tips para bajar de peso

Mandarina, el cítrico dulce y nutritivo

Mandarina, el cítrico dulce y nutritivo

La mandarina es hermana de la naranja, aunque esta solamente se da en el otoño e invierno para protegernos de las gripes caracterizándola su color naranja y su delicioso sabor dulce convirtiéndola en el cítrico más amable con el paladar.

Con una fuerte producción en el mundo, la mandarina tiene sus orígenes en el sudeste asiático en Indochina (hoy Vietnam) y sur de China expandiéndose por Europa, continente que trajo este delicioso fruto a América, donde sus tierras fértiles propiciaron su buena cosecha. Se cree que su nombre se debe al color de los trajes que utilizaban los mandarines gobernantes de la antigua China.

La naturaleza es sabia, por eso su valor nutrimental contra infecciones es alto, ya que en otoño-invierno es cuando estas aumentan, por lo que la mandarina tiene la función de prevenirlas y curarlas ¿Sabias que un solo gajo de mandarina contiene el equivalente a cuatro cápsulas de vitamina C? y 100% natural, además de brindarnos un sabor dulce que deleita el paladar.

Los gajos que contiene facilitan enormemente su consumo, por lo que la hace un snack muy saludable para comer entre los platillos fuertes, además de ser una rica golosina para los niños que no batallarán a la hora de pelarla.

El sabor de su jugo es dulce, ligeramente acidulado, jugoso y refrescante y tiene propiedades antioxidantes por lo que es muy conveniente consumirla para prevenir enfermedades degenerativas y envejecimiento prematuro.

Sus altos niveles de potasio y calcio, no solo ayuda a fortalecer los huesos, sino que además ayuda al adecuado desarrollo del metabolismo por su alto nivel de fibra que pueden evitar enfermedades cardiovasculares, estreñimiento, cáncer de colon y obesidad por su bajo contenido de azúcares aunque sea la más dulce de los cítricos.

El contenido en agua de la mandarina, es mayor que en el resto de los cítricos; con un aporte calórico del 49%, algo menos que el de la naranja, que es 61%. Contiene hierro, mineral que ayuda en la formación de enzimas que intervienen en reacciones químicas en todo el organismo, y es indispensable en la correcta utilización de las vitaminas del complejo B y su alto contenido en bromo favorece el sueño y convierte a este pequeño fruto en alimento ideal para la cena, pues al no ser pesado dormirás ligero y con una buena dosis de nutrientes.

La puedes adquirir en cualquier mercado a precios muy accesibles y en grandes cantidades, no sólo el sabor de atrapará sino el refrescante olor a cítrico que perfumará el hogar dándole la bienvenida al invierno, además de rellenar las famosas piñatas mexicanas que tanto gustan romper los niños.

Comentarios