Saludablemente – Bajar de peso – Dietas, ejercicios y tips para bajar de peso

Yesoterapia: mitos y realidades

Yesoterapia

La yesoterapia es un método que se anuncia principalmente para reducir talla corporal. Y aunque muchas personas dan fe de las ventajas, también es importante conocer los riesgos.

En esencia consiste en cubrir una zona del cuerpo, usualmente abdomen, brazos o piernas, con vendas bañadas con una emulsión especial hecha con de yeso y otros ingredientes. El objetivo es aumentar la temperatura en la zona a tratar y fomentar la absorción de ciertos ingredientes que facilitan la quema de grasa corporal.

En realidad es todo un proceso que incluye masajes reductores y aplicación de cremas y emulsiones, además de la adecuación de una dieta especial que debe seguirse durante el tratamiento.

Aunque se han reportado disminución de peso, reducción de talla y volumen, así como mejor aspecto de la piel, lo anterior se puede atribuir a los factores combinados. Es decir, a la alimentación a la que se someten, a los masajes reductivos, las terapias de calor y en los casos en que se porta la venda durante 1 semana, a la inmovilización de la zona.

Quiénes nos hemos roto un hueso sabemos que el tratamiento médico indica que se inmovilice el área con ayuda de una especie de prótesis hecha con yeso o acrílico. Y cuando nos la retiran, sobre todo si han pasado varias semanas, podremos observar que la zona afectada perdió un poco de volumen. Pero también, en ocasiones, se puede padecer hipersensibilidad o hasta una leve atrofia muscular debido al tiempo transcurrido sin movilidad. Estos riesgos también están presentes en la aplicación con fines estéticos.

Es muy importante resaltar que se deben utilizar ingredientes especiales, aprobados por las autoridades correspondientes, pues el yeso común, aún en cantidades pequeñas, puede provocar quemaduras hasta de tercer grado o desprender elementos tóxicos que provocan enfermedades severas.

Existen en el mercado vendas de yeso lipolítico que son las que se aplican para uso estético y que están adicionadas con otros ingredientes para potenciar efectos positivos en quién se las aplica.

La recomendación es buscar un experto y hacer una prueba en un área pequeña de tu cuerpo para ver si hay reacciones secundarias. Acompañar la terapia con una alimentación sana y procurar el ejercicio diario.

No recomendamos que te sometas a largos períodos de tratamiento, pero si decides hacerlo, asegúrate de qué estés en manos de un profesional calificado.

Comentarios