Saludablemente – Bajar de peso – Dietas, ejercicios y tips para bajar de peso

3 cosas aparentemente inofensivas a evitar cuando pierdes peso

Bajar de Peso

Por fin la dieta saludable, la rutina de ejercicios y toda tu fuerza de voluntad están dando resultado ¿Qué debes hacer para aumentar y mejorar los resultados?

Aquí hemos tratado el tema de los errores más comunes que se cometen en estas situaciones, pero ahora hablaremos de otros que aunque se anuncian como inofensivos y hasta ventajosos, pueden hacer que nos arrepintamos de haberlos probado.

1) Ayunar, comer menos o cambiar a una dieta de menos calorías: Este es el error más común. Ves que estas bajando de peso y te saltas una comida pensando que te estás ahorrando las calorías.

En realidad, la próxima vez que comas, tu cuerpo tomará TODAS las calorías de esa comida y las almacenará previendo que lo vuelvas a dejar sin alimento. Entonces terminas guardando más en vez de perder y alentando tu metabolismo.

Esto pasa también cuando cambias de dieta o reduces el consumo de calorías: tu cuerpo ya se acostumbró y está respondiendo así que respeta el régimen y mejor aumenta la actividad física, obtendrás mejores resultados.

2) Purgas, limpias o desintoxicaciones. Es común que queremos ayudarle al cuerpo a eliminar lo que no necesita. La mayoría de las recetas para lograr esto lo único que te hacen perder es agua y tiempo.

La única forma de eliminar grasa es quemándola haciendo ejercicio. Además, estas limpias pueden lesionar tu estómago y arruinar tu metabolismo, empeorando la situación.

Sé inteligente y evita caer en engaños, el agua natural, el descanso apropiado, el ejercicio así como algunos alimentos son los únicos que tienen la capacidad de desintoxicar el sistema completamente.

3) Exceso de ejercicio. Una cosa es aumentar gradualmente la cantidad e intensidad de actividad física y otra es abusar del ejercicio. El problema es que tu cuerpo perderá mucho más rápido calorías junto con elementos importantes básicos para su buen funcionamiento y no podrá recuperarlas como es debido.

Esto hará que te sientas mal, te descompenses, dañes el metabolismo, bajen tus defensas, tengas dolor, aumente tu apetito y puedes terminar en el hospital.

La idea es sentirse bien. Cuándo te sientas desesperada o sientas que no avanzas pregúntate lo siguiente: ¿Cuánto tiempo te tomó subir de peso? No fue algo de unos días o semanas, sino meses y hasta años. La buena noticia es que es relativamente más rápido perder esos kilos de más, pero no tanto cómo tú quisieras.

La salud está primero y si no te cuidas, el peso será el menor de tus problemas, puedes incluso llegar a un estado en dónde no podrás perderlo  debido al daño en tu metabolismo.

Así que llévatelo con calma y disfruta cada etapa hasta llegar a tu meta. De esta manera garantizas que asimilaste todo el esfuerzo que implicó y te será más difícil caer en tentación o descuidarte la próxima vez.

Comentarios