Saludablemente – Bajar de peso – Dietas, ejercicios y tips para bajar de peso

Cómo saber si padeces colitis

La colitis es un mal que aqueja a más de la mitad de los hispanos, primeramente la nerviosa originada por estrés y malos hábitos alimenticios, ya que los trastornos emocionales producen contracciones en los músculos del intestino grueso, aumentando de sensibilidad ante la presencia de gas y movimientos del sistema digestivo, por lo que es muy común la incomodidad por exceso de ventosidades y dolor abdominal, lo que imposibilita el trabajo y la socialización.

Las causas pueden ser muchas, entre ellas la ingesta de algún medicamento, las amibas (Amoeba Coli o Entamoeba histolytica); el cierre de una arteria y la consiguiente falta de oxígeno a los tejidos del colon que es la colitis (isquémica) o hasta poliposa que es cuando se levanta la mucosa del colon.

Los síntomas más frecuentes son: el estómago inflamado por la retención de gases, dolor en la zona abdominal, ruidos en el abdomen, estreñimiento o diarrea o ambos, náuseas, cólicos y vómitos (estos últimos pueden presentarse o no dependiendo de la persona).

Habrá individuos que no necesariamente se encuentren estreñidos o con diarrea, pero la inflamación y el exceso de gases imposibilitan sus actividades diarias, por lo que inmediatamente habrá que acudir al médico para un examen físico minucioso que puede complementarse con examen de heces por parásitos o bacteria o por presencia de sangre, una radiografía de colon o colon por enema y una colonoscopía para ver en forma directa el colon en su interior.

Sea cual sea la causa, lo mejor es seguir estos sencillos consejos para prevenirla y/o curarla, entre ellos están:

  1. Cambio de malos hábitos alimenticios, es decir, muchas carnes rojas, mucho embutido, picantes, lácteos y conservadores.
  2. Evitar del abuso de comida que ayude a la producción de gases como la col, los frijoles, el repollo, la lechuga, el pepino, las lentejas, alcohol.
  3. Dejar el hábito del cigarro.
  4. Tomar bastante agua.
  5. Consumo de fibra diaria.
  6. Intentar tranquilizarse y evadir el estrés con una actividad saludable (yoga, karate, estar con la familia)
  7. Comer a la misma hora todos los días, así como realizar mínimo tres comidas diarias.
  8. Ingerir mucha fruta y verdura
  9. Evitar el sedentarismo (hacer ejercicio para mantener activo el colon)

El doctor en conjunto con estos consejos tomará medidas para el tratamiento adecuado, en algunos casos será necesaria la ingesta de antibióticos o antiparasitarios, por lo que se recomienda hacerlo cada 6 meses y evitar este tipo de infecciones. Consulta a tu médico y cuida tu salud.

Comentarios