Saludablemente – Bajar de peso – Dietas, ejercicios y tips para bajar de peso

El Pie Plano y sus consecuencias

Pie Plano

El pie plano es un problema de salud que comienza desde la infancia y se produce cuando el arco del pie colapsa y queda en contacto con el suelo, es decir, el empeine carece de este y la pisada se vuelve plana.

En algunas personas este arco nunca se desarrolla mientras el pie crece, incluso puede llegar a ser hereditario o puede que tenga pies flexibles y el arco aparezca cuando la persona se pare de puntitas sobre los dedos.

A veces, los pies planos inflexibles, rígidos y dolorosos pueden estar asociados con otras afecciones y requieren atención como la privación, que es cuando los huesos del tobillo se inclinan hacia dentro.

Lo mejor que se puede hacer en estos casos es atención ortopédica inmediata, los síntomas de este son:

  • El niño camina de manera desviada y hacia dentro, lo cual puede llegar a ocasionar que se tropiece continuamente ya que el talón se inclina lejos de la media del cuerpo.
  • Dolor ocasional (no siempre pasa eso) en el tobillo, planta de los pies o parte baja de la pierna.
  • Pisada ancha donde no se note el arco

Si el niño padece pie plano flexible, esto solo se alivia con zapato ortopédico y masajes constantes durante dos o tres años, luego el arco comenzará a formarse naturalmente.

De lo contrario, si el pie plano es inflexible, el tratamiento será reposo y férula de yeso, en otras personas se requiere la cirugía para reparar el tendón y fusionar algunas de las articulaciones del pie en una posición corregida.

Los pies planos rara vez causan alguna complicación excepto el dolor, pero de haberlas es necesario consulta al ortopedista, ya que los huesos se pueden fusionar para consolidarse, deformarse, infectarse o incluso perder el movimiento del tobillo.

En la infancia o edad adulta, el pie plano debe ser atendido inmediatamente.

Comentarios