Saludablemente – Bajar de peso – Dietas, ejercicios y tips para bajar de peso

Ideas para combatir la resistencia a la insulina

Estamos acostumbrados a que las dietas que limitan la cantidad de alimentos que comemos son las adecuadas para bajar de peso. Según la experiencia y los nuevos estudios, profesionales como la Dra. Cheryle R. Hart y la nutricionista Mary Kay Grossman han encontrado que no es necesariamente así.

Resistencia a la Insulina

Para quiénes padecemos de resistencia a la insulina, sabemos que es muy difícil adecuar nuestra dieta para no pasar hambre y no sufrir los efectos negativos que nos atormentan en nuestra apariencia así como en la forma en que nos sentimos.

Con más 15 años dedicados al tratamiento de personas que padecen resistencia a la insulina, estas médicos recomiendan seguir una tendencia que se hace cada vez más popular: unir y buscar un equilibrio de alimentos.

La razón es que cuando comemos determinados alimentos en combo ciertas propiedades se activan de una manera en que solos nunca podrían. El ejemplo más claro está en ciertas ensaladas que te sirven con carne a la parrilla.

Hay personas con resistencia a la insulina que optan por comerse únicamente las verduras o fruta. Ellos podrían engordar más que alguien que se coma el platillo con carne.

La explicación es simple, las proteínas que encontramos en la carne actúan haciendo que la insulina no se active de igual manera en el cuerpo, reduciendo los efectos negativos cómo el hambre exagerada.

Esto sería la clave para mejorar la calidad de vida de un paciente con esta enfermedad, con el beneficio agregado de que podrá reducir de peso, si agrega a su rutina un poco de actividad física.

Cómo lo explican en Livianito, incluso se puede determina una fórmula que nos permita tener este equilibrio:

15 gramos de carbohidratos (fruta, cereales) por cada 7 gramos de proteínas (huevo, leche, carne). Hay que procurar no pasar de 30 gramos de carbohidratos por cada 14 gramos de proteína.

¿Cómo lo medimos? Primero que nada, leemos las etiquetas de lo que consumimos. Si ahí se indica que son más de 30 gramos de carbohidratos, entonces podemos partir el alimento y comernos la mitad y acompañarlo de otro alimento que complemente la cifra de la fórmula.

Por ejemplo, si una barra energética dice tener 30 gramos de carbohidratos, la partimos en 2, para solamente comernos 15 grs. y la acompañamos con un vaso de yogur light o descremado que tenga 15 grs. también. Así, estamos comiendo más pero consumiendo menos calorías y grasas nocivas. ¡Pruébalo!

Comentarios