Saludablemente – Bajar de peso – Dietas, ejercicios y tips para bajar de peso

Triglicéridos. Qué son y cómo combatirlos

¿Has visto ese tejido grasoso bajo la piel de los animales, por ejemplo, cuando cocinas pescado o carne de res? Eso es grasa, es tejido adiposo que se guarda de esa manera para proteger al animal del frío o de golpes y servir como reserva calórica guando necesita energía.

Triglicéridos

Nosotros también necesitamos de este tejido adiposo para las mismas funciones, pero cuando es excesivo, vienen los problemas.

Los triglicéridos son una de las formas de grasa más comunes que consumimos cuando comemos alimentos de origen animal y sobre todo aceites ya sean vegetales o del pescado.

Esta grasita se acumula en el hígado, encargado de metabolizar sustancias, y se distribuyen a través de la sangre a todo el cuerpo, tapando venas y arterias, acumulándose en el corazón y otros órganos provocando que funcionen mal y eventualmente incapacitándolos u ocasionando infartos pequeños en cualquier parte del cuerpo.

También son causa de gota, úlceras, gastritis, dolores de cabeza, problemas cardiovasculares y de respiración, mala aparariencia en la piel y cabello, daño hepático o renal y mala digestión.

El hígado trata de procesar el exceso de los triglicéridos en colesterol y entonces tenemos otro problema más.

¿Cómo saber si tengo los triglicéridos o colesterol altos? Fácil, las personas que tienen exceso de peso, que consumen calorías excesivas (de cualquier tipo) son los primeros candidatos posibles a niveles altos de triglicéridos.

Con la edad, sobre todo después de los 35 años, aumenta el riesgo porqué el metabolismo cambia, en especial para las mujeres después de la menopausia o con embarazos de riesgo.

También si consumes algún medicamento con esteroides, diuréticos u hormonales sin control médico o si padeces de diabetes, tiroides, hígado o riñones o existen antecedentes de altos niveles de triglicéridos en la familia.

La solución para prevenirlos como para mantenerlos en control es sencilla, evita las dietas y come saludablemente. Haz un poco de ejercicio: camina 30 minutos al día. Y toma 8 vasos de agua diarios. Es muy fácil si quieres lograrlo.

Si tienes sobrepeso, haciendo lo anterior será más fácil bajar hasta llegar a tu peso promedio.

Si además disminuyes o sustituyes la cantidad de azúcares y carbohidratos que comes los resultados serán impresionantes. Evita o sustituye la mantequilla, crema lácteos enteros, la piel de pollo, pescado u otros animales, productos hidrogenados y grasas trans.

¿Quieres lograr un mayor cambio? Disminuye al mínimo el consumo de alcohol y de grasas, sobre todo las saturadas o sustitúyelas por bebidas y alimentos más naturales y benéficos. Te recomendamos el Aam Panna o algo similar con muchos antioxidantes y fibra natural, comer pescado sin piel y consumir muchas verduras y frutas de estación.

Comentarios