Saludablemente – Bajar de peso – Dietas, ejercicios y tips para bajar de peso

Vivir con cáncer: Recomendaciones para una dieta que te ayude a mejorar

Vivir con cáncer

A cualquier persona puede darle cáncer. Si bien la medicina preventiva ayuda a reducir el riesgo, nadie está exento. Cuando una persona enferma, no solo se deteriora su salud física, sino emocional, psicológica y espiritual también.

Además del tratamiento médico, existen muchas formas de mejorar la calidad de vida de un paciente y por lo tanto, darle mejores recursos para vencer su enfermedad y recuperar su salud.

Cómo forma preventiva, sabemos que los alimentos con antioxidantes son excelentes así como realizar ejercicio diariamente y protegerse de la exposición solar.

Para quiénes están en tratamiento, ya sea quimioterapias, radiación, en preparación para cirugía, terapias de hormonas u otras, es probable que pierdan el apetito, que sus gustos cambien o el horario en que les da hambre, pero pueden ayudarse con esto:

1) Siempre que el médico lo permita, y aunque exista mucho cansancio, un poco de actividad o ejercicio hacen mucho por relajar el cuerpo, reactivar el metabolismo  y crear apetito. Recomendamos deportes acuáticos, yoga o tai chi.

2) Toma líquidos: Son de suma importancia sobre todo porqué a veces no quieres o puedes comer sólidos. Además de que te ayudan a procesar mejor la medicina que tomes, limpiar tu cuerpo y mantenerlo funcionando a su mejor nivel. Pregunta a tu médico que tipo de jugos naturales puedes consumir.

Evita los procesados o bebidas gasificadas o endulzadas, con mucha cafeína. Prefiere el agua, los helados, frappés, gelatinas y que sean lo más natural posible. ¿Qué tal bebidas como el Aam Panna? Bebe a sorbitos durante todo el día. Sobre todo si tienes vómito o si hay diarrea. Eso sí, nada de alcohol.

3) Alimentos blandos: cómo el plátano, sandía, fresa, piña, las papas, espinacas, zanahorias, tomate, apio y otras verduras al vapor son excelentes opciones para un menú que ayuda a combatir el cáncer y recuperar peso o perderlo en caso de obesidad.

Puedes también cocer frutas como el durazno o la manzana para que queden en almíbar. El yogur es excelente para regular la digestión y proteger el estómago, además de ayudarte con la depresión y estrés.

4) La fibra. Si tienes estreñimiento, es mejor que retires alimentos como el chocolate o la cafeína y aumentes las dosis de agua. Evita alimentos con cáscara o semillas difíciles de procesar. No comas grasas, alimentos fritos o empanizados, irritantes o condimentados. Prefiere la avena o el arroz.

5) Carnes blancas: Te recomendamos que busques recetas para cocinar con la menor grasa posible carne de pollo, pavo y pescados. Evita los embutidos, carnes rojas o  curadas. Puede ser al vapor, en parrilla o en guisado. Agrégales una buena dosis de ajos y cebolla, combínalos con leguminosas como las lentejas.

No hagas dietas para subir o bajar de peso, en cuánto te recuperes ¡podrás hacer lo que te propongas! Ten paciencia, sé optimista y consiéntete.

Comentarios