El trigo es quizá, el cereal más antiguo del mundo, pues sus orígenes se remontan a excavaciones arqueológicas de hace ocho mil años de antigüedad por el arqueólogo Robert Braidwood en la localidad de Jarmo Irak, el poblado más antiguo de los que se han descubierto a la fecha y de donde muy probablemente, nació la agricultura.

Tiempo después, los egipcios, fenicios y mesopotámicos, lo sembraban de manera generosa, siendo el primer cereal en la tierra al que se le asocia con abundancia y fertilidad, de ahí sus derivados: harina, harina integral, sémola, cerveza, etc.

Su hermoso color dorado, remonta los campos de plantación donde se hacían fiestas y rituales en su nombre, además de considerarse el pentacereal por contener 5 importantes nutrientes: Carbohidratos, proteínas, grasas, minerales y Vitaminas.

La historia del trigo es tan basta como la de la humanidad misma, siendo estas inseparables, pues desde que se siembra hasta nuestros días, el trigo tiene un aire de misterio que engalana sus nutrientes.

El tener trigo en Latinoamérica se lo debemos a los ingleses y Españoles, que trajeron al norte de Estados Unidos y México el codiciado cereal, que con sorpresa se dio de manera abundante en tierras tan fértiles.

El trigo es además, una planta que se aprovecha al cien por ciento en su totalidad, pues como cáscara o salvado es un buen proveedor de fibra, proteínas, vitaminas y minerales. Mientras que mezclado y muy fino, se puede disfrutar con frutas y verduras, o bien ser ingrediente de panes, cereales, pastas o galletas.

Entre los beneficios nutrimentales que tiene el trigo por mencionar algunos, se encuentran:

  • Vitamina E: que ayuda a combatir el colesterol y destapar arterias
  • Carbohidratos, azúcares, almidón, celulosa produciendo energía
  • Fibra que ayuda a combatir el estreñimiento
  • Selenio y antioxidantes que retardan el envejecimiento celular
  • Zinc y vitaminas del grupo B que embellecen el cabello, piel y las uñas fortaleciéndolos
  • Vitamina B12 que ayuda a los nervios
  • Fósforo que combinado con la vitamina B12 ayudan a la agilidad mental
  • Fitoestrógenos que ayudan a las hormonas a funcionar adecuadamente y así evitar cáncer de seno, útero y próstata
  • Vitamina F y Magnesio que disminuyen al azúcar en la sangre
  • Ácido Linoleico que facilita la asimilación de grasas

No cabe duda que el consumo de trigo es benéfico para la salud, no duden en consumirlo en pan, tortilla, galletas o suelto como un delicioso cereal. Pues al ser el más antiguo del mundo, su cosecha es la más confiable y abundante del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.