Desde hace algunos años, los concursos de baile en dónde se involucran estrellas de la farándula han invadido la señal de televisión.

Una de las ventajas que han traído es la de renovar el interés en el baile.

Personalidades como Kelly Osbourne o Kirstie Alley, quienes han luchado públicamente con su exceso de peso, lograron bajar entre 20 y 60 libras de peso a través del ejercicio y disciplina requeridas para poder realizar sus rutinas cada semana.  ¡Y además, se divirtieron!

Lejos de recomendarte un entrenamiento digno de bailarines profesionales, te invitamos a que pruebes una clase de algún estilo que te guste porqué te brinda las siguientes ventajas, sin importar si tengas habilidad o no:

  • Excelente ejercicio cardiovascular
  • Mínimo dolor post actividad
  • De bajo y alto impacto según tus requisitos
  • Horarios flexibles, hay clases hasta en DVD o video
  • Mejora la coordinación, precisamente útil si te sientes torpe

Además conoces otras personas y no es necesario que lleves una pareja.

Deja los pretextos a un lado y relájate al ritmo de la salsa, tango, fox-trot o vals… lo que tú quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.